martes, 25 de marzo de 2014

Feliz día de la Esclava

Con gran gozo celebramos hoy el Día de la Esclava.

Esclavas, con una esclavitud libre y elegida. Esclavas, sí, pero sólo del Corazón de Jesús, como María. A ella miramos para aprender a vivir nuestra consagración con esa entrega total y absoluta como soñaban nuestros Fundadores. Lo que se elige voluntariamente y se renueva o ratifica año tras año en nuestra vida, es un don de Dios el poderlo vivir. 
Con este poema que habla sobre nuestra identidad agradecemos nuestra Esclavitud al Señor.
             Esclavitud es la vida
             que surgió en la Fundación.
             Esclavitud que libera,
                             esclavitud que es amor,
             esclavitud que nos ata
             en puro don al Señor.

             Esta esclavitud conlleva
             libertad de corazón…
             Ser Esclava es ser libre;
             parece contradicción…
             pero nunca lo será,
             si se es sólo de Dios

             “Esclavitud”… ¿se diría
             es actual ese don? …
             Si lo vivimos, ¡lo es!;
             no se hace viejo, no,
             que si van pasando años
             siempre se hace nuevo el don.

           Sólo siendo lo que somos
             hay vida y Congregación.
             La vida trasmite vida
             y  la ilusión, ilusión
             y la alegría contagia
             si brota del interior

            Así, sólo siendo Esclavas
            en toda su integridad
            habrá nuevas vocaciones…
            tendremos continuidad.
                           Eloísa Planas, adc

No hay comentarios:

Publicar un comentario