martes, 13 de agosto de 2013

“Otro lugar, un mismo corazón” - JPJ 2013

“Otro lugar, un mismo corazón” es el lema que nos ha congregado a más de 3500 jóvenes de las diócesis de Andalucía para unirnos a la JMJ de Río desde el 25 al 28 de Julio en la aldea del Rocío (Huelva).
Entre ellos, un grupo de 34 jóvenes Spínola de Málaga y Sevilla hemos formado parte de esta aventura eclesial en la que hemos tenido la ocasión de compartir tiempos de oración, catequesis con obispos, grupos de reflexión, talleres, …

Todo empezó con una larga peregrinación desde Almonte hasta la aldea del Rocío en la que tuvimos ocasión de relacionarnos entre nosotros y de conocer a jóvenes que forman parte de otros grupos y movimiento de la diócesis de Málaga (a la cual nos hemos unido para participar en estas jornadas). Alrededor de las doce de la madrugada llegamos al Rocío, con una primera visita a la ermita en la que el obispo de Huelva nos  acogía para la celebración de estas jornadas e invitaba a compartir la alegría de la fe, unidos al papa Francisco, y a sentirnos en todo momento acompañados y alentados por la Virgen, modelo de nuestra fe.
A partir de ese momento comenzaban las oraciones con la exposición del Santísimo que tendrían lugar de forma ininterrumpida hasta el final de estos días de encuentro con la continua visita de los participantes.
 
Cada día comenzábamos con la celebración de la Eucaristía en cada diócesis, seguida de una catequesis ofrecida por un obispo y momentos de grupo para reflexionar y profundizar en el contenido de la misma.

Por las tardes, el día 26, participamos en uno de los muchos y sugerentes talleres que se nos ofrecían (dibujo y evangelización, música y evangelización, medios de comunicación y redes, religiosidad popular, universitarios que creen y que crean…) y, el día 27, en la fiesta de los carismas, en la que nuestra Congregación, junto a otras 22, tenía un stand donde dábamos a conocer nuestra espiritualidad y carisma a todos aquellos que se acercaban.
Por las noches tuvimos ocasión de celebrar todos juntos, el segundo día, una bonita Vigilia Mariana  con el rezo del Rosario con la Hermandad Matriz de El Rocío y, el tercer día, concluyó con otra Vigilia que nos permitió conectar en directo a través de una pantalla gigante con la Jornada Mundial de la Juventud en tierras brasileñas presidida por el  Papa Francisco. Aún resuenan en nosotros algunas de sus palabras: “¡Queridos jóvenes dejen que Cristo y su Palabra entren en su vida, dejen entrar la simiente de la Palabra de Dios, dejen que germine, dejen que crezca. Dios hace todo, pero ustedes déjenlo hacer, dejen que Él trabaje en ese crecimiento!”“¡Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo! Nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda y feliz, y también un futuro con él que no tendrá fin, la vida eterna”.

Finalmente, el día 28 por la mañana, concluimos estas Jornadas Pastorales de la Juventud (JPJ Rocío) con una Eucaristía de envío y despedida, presidida por el arzobispo de Sevilla. En ella, un mensaje claro: “Mostrad el rostro de Cristo a los demás. Anunciad a los que no conocen la fe o han abandonado el camino que sólo Jesucristo es la esperanza del mundo”. Las palabras desde Río del Papa Francisco contribuyen a ello: “No tengáis miedo a vivir la fe y la vida nueva que Cristo nos muestra; dad testimonio de vida con sencillez y humildad”.

 
¡¡ AGRADECEMOS AL SEÑOR LA EXPERIENCIA VIVIDA!
Yolanda Rosendo, adc

No hay comentarios:

Publicar un comentario