lunes, 11 de febrero de 2013

I Encuentro de Laicos Spínola


I Encuentro de Laicos Spínola

Con muchas ganas, ilusión e incertidumbre, comenzaba el I Encuentro de Laicos Spínola. Muchos ya nos conocíamos, otros no tanto, pero sin duda, todos teníamos la oportunidad de vivir un día diferente.

Momentos de conocer caras nuevas, de poner rostro las personas con las que estamos
buscando, luchando y descubriendo camino, momentos para disfrutar juntos y seguir formando familia, pero sobre todo, un día para cargar las pilas y seguir creando ese “proyecto laico” que va naciendo poco a poco.

Nos encontrábamos en Montilla, donde tiene lugar el Año Jubilar por el nombramiento de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia. En esta onda comenzábamos el día tras un buen desayuno, realizando una parte de la Ruta Avalista en la que hemos visitado el convento de Santa Clara, la casa de San Juan de Ávila y su Basílica. Durante el recorrido hemos conocido rasgos de su persona que nos acercan a su santidad, parte de su misión, acontecimientos del momento, etc.  Ruta que culminamos con la celebración de la Eucaristía.



Tras una comida compartida y un buen cafelito, nos poníamos en marcha para acercarnos a la santidad de Marcelo Spínola y a la nuestra propia de una manera sencilla y compartida, como Él la vivía. Este rato ha sido clave para seguir conociéndonos entre nosotros y para ahondar en algo que nos une, la santidad de nuestro fundador, y cómo nosotros también estamos llamados a vivirla.



    Ratos de compartir desde el corazón que recogíamos con una pequeña oración en la que hemos dado gracias por todo aquello del carisma que nos descubre la forma de seguir  a Jesús, de ser santos.




Terminábamos la oración y el encuentro teniendo entre nosotros la cruz pectoral de Marcelo Spínola, a la que con el sencillo gesto de acercarnos, cogerla, besarla, etc, hemos pedido que “Cristo viva en nosotros”, que sepamos mostrarlo a los demás…


En definitiva, ha sido un día para sentirnos laicos con un gran don, un don que es el carisma que compartimos. Somos muchos los que estamos en este camino, de muchos lugares, edades, trabajos,… pero somos muchos los que nos encontramos por continuar creando un sentimiento, una identidad, una manera de vivir, pero especialmente, nos encontramos para compartir la Fe.

      Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible este día. Gracias por todo ese trabajo dedicado, por tanta entrega siempre con una sonrisa incansable.

Claudia Porcel (Laica Spínola)



2 comentarios:

  1. Gracias por este día tan bonito, gracias por el compartir profundo, gracias por la vida que transmitimos, gracias por la búsqueda de Dios sincera y bonita de cada uno.

    ResponderEliminar
  2. ¡BONITO DÍA!Gracias a todos por construir "familia", por compartir sencillamente vuestros deseos de santidad, en la vida cotidiana, en el día a día, en esas "realidades temporales" que como laicos estamos llamados a transformar. ¡Un abrazo a todos!

    ResponderEliminar