martes, 31 de enero de 2012

Encuentro Celia Méndez

El pasado fin de semana (20-22 enero) fue el Encuentro Celia Méndez, en Málaga, al que acuden alumnos de bachillerato de los distintos colegios de la provincia Sur. En esta ocasión con el lema “Spínola: el arte de vivir en positivo” nos reunimos 17 chicos/as y 7 monitores, además contamos con la presencia de parte de la familia que nos acompañaba en algunos momentos y daban colorido a la gama de edades que allí nos reunimos. ¿y? y… ¡que ha sido un fin de semana Genial!
Tratar de contarlo no es fácil, es como explicaros como huele una flor u olerla ¿es distinto, verdad? Pero voy a intentar acercaros lo más posible al olor de este encuentro. No éramos muchos pero ha sido una gran oportunidad de disfrutar juntos, de encontrarnos y de sentirnos familia. 
Queriendo ser los artistas de nuestra vida, el sábado por la mañana, descubríamos algunas claves del “arte de la felicidad”. En cada paso, cada día, elegimos y esa mañana nos preguntábamos “¿y yo qué elijo?” Reconocíamos la importancia de aceptar los límites tratando de buscar nuevas formas de seguir adelante con ellos, sin perder la ilusión y llegamos a la conclusión de que la felicidad no está fuera sino que es una actitud nuestra ante lo que ocurre. Nos sentíamos como los constructores de catedrales. Participes de Su Gran Proyecto, dándonos cuenta de la importancia que tienen las pequeñas cosas de cada día y hacerlas de forma gratuita. En la capilla, dejamos que el Señor nos esculpiera para hacer de nosotros una hermosa escultura y descubrir lo que estamos llamados a ser.
Comimos en la playa y tras esto, ya en el centro de málaga, nos adentramos en el “arte de ser cristiano”, que nos llevó a mezclarnos con la gente por toda la ciudad en una gran Yinkama. Encontramos nuevas claves para vivir en positivos y ser artistas de nuestra vida: El siempre, siempre, nos ama; y nos da pistas para ser felices, las bienaventuranzas.
La mañana del domingo nos hablo de un nuevo arte… Ser Spínola. Fue entrañable. Para algunos, algo nuevo: sabernos y descubrirnos Familia con un carisma concreto. Algo que nos une y enriquece, que nos impulsa y orienta. Un forma de concretar el arte de vivir en positivo.
Como en toda actividad hubo un programa B, no escrito ni programado, del que podría destacar muchos momentos de encuentros, veladas, conversación, cantar, estrechar lazos, sentirnos iguales en las diferencias... Un progre B que nos ayudó a conocernos más y nos unió.
Para los monitores (laicos y religiosas) ha sido una verdadera comunidad compartiendo la misión y el trabajo en equipo.  ¡El carisma puesto en práctica! Sabiendo que este era Su Cuadro y nosotros sus pinceles.
Y todo esto aderezado con unos días preciosos casi primaverales ¿Qué os parece? ¿Mereció la pena? 
Mª Ángeles Jurado

No hay comentarios:

Publicar un comentario